Más de 60.000 recién nacidos han tratado sus cólicos del lactante con COLIPREV

Desde que Extrefarma empezó a promocionar Coliprev en Pediatría y distribuirlo en las Farmacias de toda España, más de 60000 recién nacidos han tratado con éxito sus cólicos del lactante.

Coliprev es la primera lactasa en gotas para tratar el cólico del lactante producido por la hipolactasia transitoria, esta hipolactasia suele remitir cuando el bebé alcanza los 4 meses de edad y debido al desarrollo de su aparato digestivo, el bebé produce toda la lactasa necesaria para hidrolizar la lactosa y separarla en dos moléculas más simples (Glucosa y Galactosa) posibilitando que sean absorbidas por el organismo.

El 20% de los bebés están afectados por los cólicos infantiles desde el nacimiento hasta los 4 meses, ocurre en ambos sexos y en todas las étnias, las causas del cólico del lactante no están debidamente esclarecidas, pero Estudios demuestran que gran parte de las criaturas responden positivamente a la utilización de la encima lactasa.

Los signos de cólico son: lloro súbito y vigoroso, lloro que termina abruptamente, rostro enrojecido, tendencia a encoger piernas y barriga, barriga rígida, diarrea (no siempre).

El mecanismo de formación de los cólicos producidos por hipolactasia es el siguiente: La deficiencia de lactasa provoca que la lactosa no sea digerida y migre hacia el colon, allí digerida por la microflora intestinal fermenta y produce y libera gases que provocan los cólicos. Un aporte de lactasa hace que casi la totalidad de la lactosa sea hidrolizada y, consecuentemente, evita los cólicos infantiles.

Coliprev es la única alternativa para mantener la lactancia materna en el caso de cólicos del lactante o de hipolactasia transitoria producida por gastroenteritis del bebé.

En el caso de utilización de leche de fórmula, Coliprev es una alternativa eficaz para mantener la alimentación habitual, las leches sin lactosa cambian radicalmente el sabor y son habitualmente rechazadas por los bebés.

La principal función de la lactosa, como la de cualquier tipo de azúcar, es aportar energía al organismo. La lactosa está formada por:

– Glucosa: La glucosa es unos de los más importantes nutrientes de las células del cuerpo humano. Después de su ingesta es absorbida y trasladada a través de la sangre a todas las células del cuerpo.

– Galactosa: La galactosa es absorbida por el intestino delgado, para después llegar al hígado donde es transformada en glucosa, que aportará la energía a las células.

Para que la lactosa pueda ser absorbida por el cuerpo, es necesaria la presencia de la enzima lactasa. Por lo tanto, un déficit en los niveles de producción de lactasa en el organismo supone que la lactosa no es absorbida. En este caso, aparecen síntomas como distensión abdominal, flatulencias, dolor abdominal, diarrea y náuseas.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa suelen aparecer entre 15 minutos y 2 horas después de haber ingerido alimentos que contengan lactosa y remiten entre 3 y 6 horas más tarde.

La gravedad de síntomas varía dependiendo de la cantidad de lactosa ingerida y de la tolerancia individual. Hay pacientes que con cantidades pequeñas de lactosa pueden presentar síntomas, mientras que otros toleran cantidades mayores.

A veces estas personas tienden a seguir una dieta sin lactosa puesto que el 70-80% de ellos responden a una dieta con ausencia de lactosa. Sin embargo, no consumir lácteos en la dieta puede llevar a insuficiencia de calcio, vitamina D, vitamina A y proteínas. Junto con una dieta sana y actividad física regular, el calcio ayuda a reducir el riesgo de osteoporosis, es esencial para la contracción de los músculos, ayuda a mantener saludable el sistema nervioso, es importante para fortalecer los huesos y los dientes, y es vital para el crecimiento de los niños.

Además, hay muchos alimentos que contienen lactosa (no sólo la leche y los derivados). Los embutidos, algunos cereales, platos precocinados, bebidas alcohólicas e incluso los medicamentos pueden contener lactosa.

Por lo tanto, tener una dieta sana y equilibrada excluyendo todos los alimentos que contienen lactosa puede resultar muy difícil. Por eso, en la farmacia existen complementos nutricionales que contienen lactasa como Coliprev.Coliprev El consumo de lactasa puede ser un tratamiento adecuado para que las personas intolerantes a la lactosa puedan consumir productos con lactosa. Su médico o farmacéutico le aconsejará.

Habida cuenta de la importancia de mantener la lactosa en la dieta, Coliprev se presenta como la mejor alternativa para mantener la lactancia materna en caso de hipolactasia y como una alternativa eficaz para mantener la fórmula habitual en el caso de alimentación mediante leche de fórmula.