Extrefarma lanza en España Extredent, el primer agente hemostático y antiséptico en solución oral.

Extredent, es un producto sanitario con un perfil único para tratar el sangrado de encías y las mucositis orales, el principio activo de Extredent es Feracrylum al 1%.

Extredent tiene como antiséptico la característica de realizar un efecto barrera y su eficacia es similar a la del yodo, esta cualidad ha sido esencial para conseguir la indicación de prevención y tratamiento de mucositis oral.

Extredent reduce los síntomas de la mucositis oral desde la primera aplicación. Un enjuague de 10ml durante un minuto 2 o 3 veces al día durante una semana es la posología recomendada para prevenir la aparición o tratar la mucositis oral.

Como agente hemostático, Extredent tiene la característica de formar un coágulo blando al entrar en contacto con la sangre. Está recomendado en pacientes con trastornos de coagulación y en pacientes en tratamiento con anticoagulantes orales.

Los estudios post-comercialización de Extredent han demostrado su eficacia, muy superior a la de clorhexidina, tanto en prevención como en tratamiento de mucositis oral inducida por radioterapia.

Desde finales del mes de enero, Extrefarma está presentando Extredent en las especialidades de Cirugía Maxilofacial, Oncología, Otorrino y en una selección de Odontólogos. Desde mediados de 2012 se realizó una acción de pre-marketing presentando Extredent en más de 8000 farmacias en todo el territorio Nacional.

Extrefarma Lanza Immunium en España

Fruto del trabajo constante que realiza Extrefarma para contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas, desde noviembre de 2012 estamos comercializando Immunium.

Immunium tiene el reconocimiento de la EFSA (European Food Safety Authority) porque contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario. Immunium ayuda a la prevención de infecciones respiratorias y también a la prevención y tratamiento de gastroenteritis. Los tres componentes de Immunium son Zinc, Selenio y el probiótico LCR 35 (Lactobacillus Casei Rhamnosus döderlein). El Instituto Pasteur avala la cualidad exclusiva de nuestro probiótico para inhibir el crecimiento de las bacterias patógenas, evitando así las recaídas de muchos procesos infecciosos respiratorios y gástricos.

Lanzamiento de Gynocaps en España

Extrefarma ha lanzado en España Gynocaps, el probiótico más completo para reequilibrar la flora vaginal rápidamente.

La variedad de probiótico LCR35 (Lactobacillus Casei Rhamnosus Döderlein) ha sido reconocida como la que mayor similitud tiene con los Lactobacilos presentes en la flora vaginal normal.

Los Bacilos de Döderlein o Lactobacilos fueron identificados por primea vez en 1894 por el médico alemán A. Döderlein al estudiar una muestra de secreción vaginal. Se caracterizan por ser las bacterias más importantes y predominantes de la flora vaginal normal, encontrándose de 10 a 100 millones por gramo de fluido, sirviendo como freno al desarrollo de gérmenes y hongos gracias a la producción de H202 que dificulta la reproducción de especies que no poseen catalasa (anaerobios, Gardnerella vaginalis, Mobilincus, Streptococos, entre otros), liberación de ácido láctico, lactacidina, acidolina y lactacin B que actúan sinérgicamente para inhibir el crecimiento bacteriano, disminuyendo el riesgo de padecer cualquier proceso infeccioso vaginal. En la actualidad, los Bacilos de Döderlein son descritos como microorganismos probióticos utilizados para restablecer el equilibrio ecológico de la vagina, debido a su capacidad de adherirse a la mucosa inhibiendo el crecimiento de gérmenes patógenos, metabolizando la glucosa y obteniendo ácido láctico que mantiene un pH vaginal bajo (3.5-4.5) con lo que previenen y tratan la vaginitis por un mecanismo denominado Interferencia Bacteriana, evitando la reinfección y cronicidad de los procesos infecciosos vaginales.

La principal cualidad que diferencia a Gynocaps del resto de probióticos vaginales es que el Lactobacillus Casei Rhamnosus Döderlein es resistente a los antibióticos y antifúngicos utilizados más comúnmente para tratar las infecciones vaginales, este echo permite combinar Gynocaps con los tratamientos standard y reducir considerablemente los días de tratamiento y la duración de los síntomas de desequilibrio de la flora vaginal, como son : quemazón, picor, prurito, leucorrea, etc

La leucorrea es el flujo genital de color blanco amarillento, que puede asociarse a síntomas patológicos como picor o ardor vaginal y que generalmente se presenta en infecciones cérvico-vaginales. Existe la llamada leucorrea fisiológica, que es un fenómeno normal y se presenta en situaciones que no implican la existencia de una enfermedad. Esta leucorrea fisiológica se caracteriza por ser un flujo asintomático, de cantidad variable pero, por lo general escaso, transparente o blanco, de consistencia homogénea, sin mal olor, ácido y no se acompaña de inflamación vulvo-vaginal. Tanto la cantidad como las características de este flujo variarán dependiendo de situaciones tales como el embarazo, el momento del ciclo (suele aumentar tanto antes como después de la menstruación), uso de anticonceptivos, etc. Podemos clasificar a las leucorreas no fisiológicas de acuerdo al microorganismo causante de la misma: – Leucorreas micóticas: Se caracterizan por un flujo abundante, blanco, con grumos, sin mal olor y que al ser muy irritante genera gran ardor vaginal y prurito (picazón). Son muy frecuentes y por lo general son producidas por el hongo Candida albicans. – Leucorreas bacterianas: las bacterias dan una gran gama de flujos patológicos. Generalmente la infección por bacterias origina un flujo amarillento, homogéneo (puede o no ser espumoso con abundantes burbujas), de mal olor, con prurito y a veces puede haber dispareunia. Existen bacterias muy agresivas que pueden afectar también la parte alta del tracto genital (útero, trompas y ovarios) o comprometer la uretra como es el caso de la gonorrea. Los gérmenes más frecuentes son: Gardnerella vaginalis, Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae. Prácticamente todas las enfermedades de transmisión sexual producen leucorrea. Una causa también a tener en cuenta de leucorrea, es el exceso de limpieza genital, que provoca una pérdida de la flora vaginal normal y favorece la colonización de microorganismos patógenos.

Existen tres tipos de infecciones:

Vaginitis por tricomonas: produce más secreción vaginal de un color amarillento y olor desagradable. Esta provoca ardor y enrojecimiento de la zona, picores y dolor durante el coito.

Vaginosis bacteriana: aparece por un desequilibrio en la flora vaginal. Produce más secreción de un color blanquecino grisáceo, mal olor…

Vaginitis por hongos o candidiasis: provocado por un hongo que hay en la flora vaginal y que se desarrolla demasiado. Los síntomas son secreción vaginal espesa, ardor a veces muy intenso y picores. A veces provoca dolor en el coito y lesiones vulbares.

Muchas veces nos preguntamos a que es debido sufrir una infección vaginal, puede darse por muchos motivos aunque tengamos cuidado de la zona. Algunas de las causas que pueden provocarlas:

Ingestión de antibióticos, puede alterar la flora vaginal y bajar nuestras defensas, cosa que hace que podamos coger una infección.

Lavar con exceso la zona vaginal, además de usar jabones no adecuados. Pueden eliminar nuestra própia flora vaginal o alterarla.

Mala higiene de la zona perineal. Al ir al baño si te limpias de atrás hacia adelante, puedes hacer que las bacterias del ano se queden en la zona vaginal.

Para evitar las infecciones vaginales, podemos seguir algunos consejos que nos serán de gran utilidad:

Cuando limpies la zona genital diariamente, no utilices jabón en exceso ya que puedes irritar los tejidos. Además no es conveniente lavarse muchas veces al día porque puedes alterar la propia flora vaginal que ya nos sirve de protección. Hay que tener una buena higiene íntima.

Cuando tengas la menstruación cuida con más delicadeza la higiene de la zona vaginal y si usas tampones controla el tiempo de uso.

Intenta utilizar siempre jabones especiales para zona íntima, un PH superior a 7 es considerado neutro en la zona íntima femenina.

El aceite de árbol de té ayuda a prevenir las infecciones (es usado en algunos jabones íntimos), se obtiene de la destilación de las hojas del árbol Melaleuca Alternifolia que es originario de Australia, los aborígenes de este país la han utilizado por sus numerosas propiedades desde hace cientos de años.

Para reequilibrar rápidamente la flora vaginal se recomienda utilizar un probiótico como Gynocaps durante siete días, dos cápsulas vaginales en una sola toma nocturna, o una por la mañana y una por la noche, son suficientes para restablecer el equilibrio de la flora vaginal.